Lovecraft, Tolkie y el racismo en la literatura con la letra «n»

Primero que todo he leído más a H. P Lovecraft que de J. R. R Tolkie. Mientras escribo esto les cuento que me encuentro apenas por la mitad del señor de los anillos, la comunidad del anillo. Y si no fuera por la promoción de grupo planeta y tiendas Éxito, ni me lo leo. No es por hace publicidad pero debo ser sincero. Antes me hubiera conformado con las películas full HD y hasta allí…

El caso es que ambos tienen algo en común, y es que son racistas. ¿Mis pruebas? La forma como describen a los personajes. Hasta ahora no he leído la parte racista en el señor de los anillos, pero si he leído a Lovecraft lo suficiente como para decir que es un racista resentido. Pero no lo voy a juzgarlo por eso. Aun cuando eran racista, no me va a dejar de gustar sus cuentos; como tampoco creo que algunos vayan a dejar de usar medicamentos o productos solo porque sus creadores fueron racistas, pedófilos y asesinos seriales.

Mi problema va más allá de eso. Mi problema es esa asquerosa culpa social de arrepentimiento del pasado que trata de eliminar toda evidencia de que nuestra sociedad se fundó bajo estándares racistas y xenófobos. Eso o prohibirlo, como se hizo con el libro de Mark Twain, Las aventuras de Huckleberry Finn. Saben, yo creo que Mark no lo hizo con intención racista (y que tampoco lo he leído para saberlo) sino para retratar la estupidez de la sociedad de ese entonces. Y aquí viene una cosa curiosa, La palabra con “N”, la palabra prohibida, no se puede decir sin tener problemas. ¿Pero cuál es? Será nido, nariz, niñera (uuy, sí, las niñeras son diabólicas y en especial las que se contratan por “páginas web”) o nave… La palabra prohibida es la forma racista de referirse a alguien afro-descendiente (aunque no sean descendientes directos de africanos). En español es un color, pero no me atrevo de decir el ejemplo por algo que voy a citar después. Y es que problema no es del español (creo), sino en inglés.

“The “n” Word” es la palabra racista que se usó y todavía se utiliza para despreciar a una persona de color. Incluso creo que decir “persona de color” es más racista que aquella palabra, pero sigamos. Se usó mucho para discriminar y humillar a las personas en los tiempos raciales en Norteamérica, principalmente en la época de la segregación racial. Y no creo que deba contarles la historia porque me voy a desviar del tema, y mucho menos creo que mis lectores quieran que les diga cómo no ser racista. Pero evitar tal autor y juzgarlo ahora por lo que hizo no va a mejorar nuestra conciencia. Yo todavía me pudro de rabia con Leopoldo 2do y las atrocidades que cometió en el Congo, pero olvidarlo no va a cambiar la historia, será peor. Y les doy ejemplos, porque la masacre que se cometió en el Congo tiene la misma ideología moral que la Nazi y japonesa en la segunda guerra mundial. Incluso, la comparo también con las atrocidades que se cometieron durante la conquista y el “descubrimiento” de américa. Pero los nazis son los únicos asesinos, y cada tanto nos tienen que recordar lo malo que son. Yo prefiero ir a la raíz, atacar a la discriminación cultural, como también cuestionar valores normalizados.

2019020517024061990
Imagen sacada de la pagina web, Nueva Tribu Click para leer el articulo

En la época de Lovecraft y Tolkie, había un racismo latente porque las personas se encerraban entre sus propias creencias y miedos. Pero eso se podría corregir con el tiempo. Por ejemplo Lovecraft al final de sus días era menos racista que lo que fue cuando comenzó. Miremos por ejemplo uno de los grandes dioses de Lovecraft, Shub –niggurath, tiene implícita la palabra con “N” que es tan prohibida decir. Y este dios aparece en historias como “el horror de Dunwich” y más. Otro ejemplo es la historia de “Arthur Jermyn” que hace una desagradable y asquerosa comparación de una persona de color con un chimpancé y el albinismo. Pero está muy claro que no lo hizo en otras historias. En “La sombra sobre Innsmouth” podría haber usado varias palabras muy desagradables, pero decidió utilizar la sutileza.

Claro que esto no tiene perdón, pero es algo que no podemos juzgar tan rápido. Necesitamos ver el contexto social. Lovecraft fue paranoico y xenófobo por la forma que se crio, no nació así. Si quieren culpemos a su madre que era una clasista de porquería. Y si eso no es excusa, entonces si una mujer es violada y desarrolla misandria, ¿le darías razón o no para serlo? ¿Sentirías rabia con los inmigrantes del país que sea si uno de ellos mata a un amigo o familiar tuyo? ¡A eso me refiero! Tolkie, Poe y más autores vienen de diferentes épocas y creencias que si se censurara no tendríamos idea de los orígenes y contextos para saberlo.

La actriz afroamericana, Whoop Golberg, dijo en una edición de colección de los Looney Tunes lo siguiente:

“Los Looney Tunes y su humor irreverente son productos de la época. Por desgracia en esa época las diferencias raciales y étnicas eran representadas en forma que pueden avergonzar o lastimar a la gente de color, mujeres y grupos étnicos. Nadie los hizo con esa intención, pero eso fue lo que pasó…”

Y antes de terminar el discurso ella dice lo siguiente:

“Estos chistes estaban mal en aquel entonces, y están mal hoy. Pero remover estas imágenes y chistes inexcusables de esta colección sería lo mismo que decir que nunca existieron. Por ello están presentes aquí, para reflejar correctamente una parte de la historia que no puede ni debe ser ignorada.”

Les dejo el video aquí para que puedan verlo por ustedes mismo y saquen sus conclusiones. (pueden activar los subtitulos)

Por ahora debo contarles lo siguiente. Esta estúpida pretensión moral, ha causado que incluso no se pueda decir la “n” de shub-niggurath en ejemplos para evitar sus usos. Me imagino una situación donde alguien diga: ¿Cuál es la palabra con “N” que tanto joden?” y alguien, sin la malvada intención, diga: “¡Ah! Esa palabra es Shub-niggurath.” A lo que la otra persona grita y dice: “Dijo la palabra con “N”, dijo la palabra con “N”. Vamos a atacarlo y hacerle bullying virtual por ser un asqueroso racista”.

Sí, en este mundo vivimos. Y es también chistoso la brecha que hay. O sea que si soy blanco, no puedo decir la “N” de niñera. Pero si eres de color, claro que sí. La razón más lógica que hay. No por nada está implícito el racismo en la sociedad. Cuando aprendamos a tratar a las personas sin tener en cuenta su color de piel y sexo, entonces seremos una sociedad igualitaria. Lo curioso es que no puede haber una sociedad igualitaria si cada individuo tiene características únicas del resto.

Voy a seguir hablando de Lovecraft con otra polémica que sucedió hace un par de años. Solo esperen…

viento

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s